Flexo de madera con tira de led

Hola a tod@s. Hoy te traigo un nuevo tutorial, es el flexo que hice en la Women’s Night de Bauhaus Paterna, en Valencia, el pasado viernes 12 de mayo. Ellos lo llamaron flexo nórdico.

Empezaré por explicar a que se llama decoración nórdica ya que está muy de moda. Las características del estilo nórdico son ambientes muy luminosos, con colores blancos o tonos claros y llenas de luz. Están hechas con materiales como la madera o el metal y son de estilo industrial y vintage. Su diseño es bastante funcional y estético.

Vamos a empezar. Seguir leyendo

Mural para encima de la cama

Hola a tod@s. Ya estoy aquí de nuevo y esta vez vamos a ver como hicimos el mural para encima de la cama. Hablo en plural porque realmente tuve una gran ayuda.

Materiales:

  • Madera o melamina.
  • Tela para forrar.
  • Grapadora y grapas, taladro, broca de madera y de pared, atornillador, alcayatas, tornillos, tacos.
  • Marcos y flexos (modelo Jansjö de Ikea)

Seguir leyendo

Cartel motivador. Tutorial

Hola a tod@s. A los que me seguís en mis redes sociales (Facebook “Mara o Isa, da igual”, Instagram @atarama71 y Twitter @maraio71) habeís visto que el mes de abril y el puente de mayo han sido bastante productivos en casa. La verdad a sido mucha locura, ya que el trabajo, más la casa  y las reformas que hemos hecho, a trastocado un poco la vida habitual.

Esta es una de las varias entradas que voy ha hacer sobre como y lo que he hecho en el dormitorio. La verdad a sido un cambio radical en las fotos puedes ver el antes y el después.

Tal vez pienses que la cama bajo la ventana era más bonita, pero tener un piso de 69 metros cuadrados, viviendo tres, es lo que tiene… ¡NO HAY ESPACIO DE ALMACENAMIENTO!. Así que después de muchas opciones y vueltas a la habitación, llegamos a un consenso para hacer este gran cambio.

Empiezo la primera de estas entradas con un cartel motivador, la verdad, no iba para el dormitorio, pero eso que no terminas de encontrar que poner, lo tienes casi acabado y piensas: “porqué no?!”. La verdad, ahora me gusta acostarme y levantarme leyendo como somos los habitantes de mi casa 😉

 

IMG_20170509_215754

El cartel tal vez lo hayas visto en otros sitios, con frases iguales o parecidas, pero esta es mi versión.

Empecé haciendo con palos de polo algunas de las tablas para las frases. Aquí utilizaba 5 palos, 4 de ellos juntos dos a dos y el quinto uniendo por detrás los cuatro, este último se pone en el medio para que llegue a todos los palos. Los bordes al ser redondeados los corté en recto, de esta manera parecen tablas rectas.

IMG_20170410_102627

Después de pegarlos y dejarlos secar bien, los pinté con Chalk Paint de color flor de jazmín de La Pajarita, de esta manera el fondo, al ser bastante claro, resaltaba más los colores del papel con mensaje, así no se perdían con el tono madera.

Es el momento de preparar nuestros papeles, no encontraba el papel que me gustaba, y demás lo necesitaba fino, ya que lo hice tipo decopage; así que me puse en el Internet y busqué en papeles con dibujo (CCO) a buscar lo que me gustaba. Encontré dos, en tonos rosáceos con algún otro tono, gris y verde pero muy suaves.  Usé el word para trabajar con ellos. Los puse en horizontal, por las medidas de las letras, y empecé a poner las frases. Necesité 4 hojas para todo, lo imprimí y recorté a las medidas que necesitaba. Perdón, aquí no hice fotos 😦

Lo pegué con cola transparente para decopage de la Pajarita, dejando que el papel saliera un poco por los bordes, de esta manera al secarse lijé los bordes para que quedaran perfectos e integrados.

Otros están hechos con listón de haya, más grueso, y con el mismo procedimiento. Así quedaban cada uno con una medida de ancho diferente y mucho más original. Para terminar, los pinté por la parte del papel con la cola transparente para decopage, de esta manera se resguarda más el papel y además le da un pequeño efecto de brillo.

Como veis los puse en el mural que he hecho para encima de la cama que al ser de color gris, las tablas de tono rosa, le dan un toque de color. Las puse con tachas doradas y el resultado nos gustó mucho. ¿Qué os parece a vosotros?.

IMG_20170417_203209

Los marcos siguen vacíos a espera de elegir unas fotos familiares que me gusten 🙂

Sólo me queda despedirme hasta el próximo tutorial. Será como hice el mural y de que manera se colgó el mural y las luces.

Hasta muy pronto.

Mara

 

Pido Perdón

Buenos días a tod@s.

A los que me seguís o leáis por mis redes sociales, visteis ayer que os llego una entrada, a medio hacer, os pido perdón, ya que es una entrada que estoy preparando para un poco más adelante y como visteis no está acabada.

Por favor, no le hagáis caso y en poco tiempo tendréis la entrada correcta y bien hecha. La entrada es la de caja decorada y cables de flexo. Se me fue el dedo a donde no debía y en vez de ponerla pendiente de revisión le di a publicar, aunque intenté borrarla en el momento ya la había mandado a mis seguidores y la había publicado en las redes sociales. Esto os demuestra que no soy un robot, sino una mamá que a veces está haciendo 3 cosas a la vez, como fue el caso.

Espero que la entrada que sí va para hoy os guste y os sea interesante.

Mara

Caja de corazón. Tutorial

Hola a tod@s. En esta ocasión os traigo un nuevo tutorial. Fue un encargo, que me gustó tanto el resultado, que decidí hacerme una para mi misma. Es una pequeña caja con forma de corazón de 12×10,5. en mi caso la he usado para guardar mis pendientes y otra que tengo con pulseras y collares la he decorado con el mismo papel.

IMG_20170427_192338

Materiales:

  • Caja de madera o cartón prensado.
  • Pintura de color flor de jazmín de La Pajarita.
  • Cola transparente para decopage de La Pajarita.
  • Papel decorado.
  • Pintura acrílica en color visón.
  • Lima de uñas de cartón y lija fina.
  • Barniz al agua.
  • Pincel, cutter, esponja, plástico o film de cocina y trapo.

Primero pasaremos la lija fina por toda la caja de madera para quitar las imperfecciones que pueda tener la caja. Una vez hecho este paso, pasaremos un trapo por toda la caja, para retirar el polvo que pueda haberse hecho.

Pintaremos la caja, en este caso al ser con pintura Chalk Paint, no es necesario darle una imprimación. Lo haremos por dentro y por fuera y la dejaremos secar completamente.

IMG_20170427_191610

Es el momento de ver como vamos a poner el papel, en que posición, yo empecé por la tapa. Pintaremos una porción de la caja con la cola para decopage. Pondremos el papel y con el plástico o film y el trapo, lo pasaremos frotando suavemente hacia fuera, para quitar las posibles arrugas o bolsas de aire que se hayan quedado. Pondremos de nuevo la cola para decopage en la zona que no habíamos puesto aún y repetiremos lo de poner el plástico y pasar el trapo por encima. Dejaremos secar correctamente y mientras podemos seguir con la otra parte de la caja, así no perderemos tiempo. Repetimos la forma de hacerlo, decidiendo la posición del papel y pegándolo con la cola de decopage.

Una vez todo seco seguiremos con el siguiente paso, lijar el papel sobrante. Para este paso os recomiendo usar la lima de papel, ya que es menos agresiva con la caja y el papel. Lo haremos suavemente pasando la lija del papel hacía fuera, así con todas las partes de la caja.

Ahora llega el momento de los detalles, para hacerlo más vintaje o desgastado, en las juntas de la caja y el papel, pasaremos una esponja seca impregnada de la pintura de color visón, siempre descargándola antes en un papel o hoja de cocina, queremos un efecto desgastado y antiguo no pintado. Una vez pasado por todas las juntas, marcándolas, la dejamos secar.

Llega el final de nuestro trabajo, por eso usaremos un barniz al agua para proteger nuestro trabajo, de esta manera podrá aguantar mejor el uso y el paso del tiempo.

Y aquí tenemos el resultado final. ¿Qué os parece? ¿Os animais a hacer una para vosotras? Déjame un comentario de que te ha parecido y si te animas a hacerlo. Si te gustan estas cosas, suscríbete a mi blog y cada vez que tenga una entrada nueva, te avisará y podrás leerla cuando quieras.

Hasta la próxima entrada, que será pronto.

Mara.

Un día triste cae una lágrima pero con una sonrisa

Hola a tod@s. En primer lugar quiero pediros perdón por el tiempo que llevo sin publicar nada en el blog, he estado un poco liada creando cosas que pronto pondré aquí en el blog con tutoriales, y en segundo lugar la entrada de hoy no tiene nada que ver con lo que hago habitualmente, pero quiero compartir una historia que pasó hace 34 años.

Un día como hoy,  una niña de 11 años se fue, como todos los días, al colegio a las 9 de la mañana. Al poco tiempo, tal  vez 15 minutos, su madre fue a recogerla con una de las peores noticias, su padre había tenido un accidente en su trabajo. Madre e hija cogieron un taxi, la niña preguntó en que hospital estaba y su madre, bastante nerviosa, le dijo que creía que estaba en el Hospital General. Cuando llegaron allí, preguntaron por él, pero no había entrado nadie con el nombre de su padre. Salieron y pensaron que tal vez, con las prisas y nervios, la madre lo había entendido mal y cogieron otro taxi y acudieron a una clínica que estaba muy cerca del trabajo de este. Allí tampoco tenían constancia de ese enfermo. Sin saber a donde acudir, decidieron llamar al trabajo de él para que les indicaran, exactamente, donde lo habían llevado. Les informaron que estaba en el Hospital Militar y acudieron allí.

Al bajar del taxi, un compañero y buen amigo del padre, las estaba esperando en la entrada. Este compañero apartó a la madre para hablar con ella y explicarle que había pasado. La niña se quedó con otro compañero al que no conocía pero este hombre le contaba que tenía una niña también y otras cosas, aunque la niña estaba más pendiente de su madre y las reacciones de ella. Vió que todo ese nerviosismo de su madre se convirtió en un mar de lágrimas, pena y mil cosas más. Su madre se giró, miró a la niña con los ojos llenos de lágrimas, se acercó a ella, y la abrazó con todas sus fuerzas. Le dijo que debía quedarse allí con ellos, pero la niña sólo quería ir con su madre. Esta le dijo que no podía entrar, que los niños no podían estar donde ella tenía que ir. A regañadientes se quedó con el amigo de su padre, al que conocía y se llevaba muy bien con él. Este la llevó a un jardín que tenía el hospital, el cual le gustaba mucho a la niña, pero ese día no era como otros, estaba intranquila, preguntaba pero nadie le daba respuestas de que le había pasado a su padre, ni si se pondría bien. Durante bastante tiempo, el amigo intentó que no pensará ni en lo que había pasado ni en donde estaba, pero ella tenía su mente en otro sitio. Pensaba que si no la habían dejado entrar es que su padre estaba bastante grave. Al cabo de mucho tiempo, no sabría decir cuanto, la madre fue a buscar a la niña. Era una mujer distinta, en poco tiempo su madre había envejecido unos 15 ó 20 años. Su cara era pena, amargura, dolor y desesperación. Cuando la madre llegó hasta ella, sólo pudo abrazarla muy fuerte y llorar una vez más…

En la puerta le esperaba un coche que las llevó a casa, la madre no soltó ni un solo instante a la niña y ella de ver tanto dolor en el rostro de su madre, solo sabía abrazarla. No intercambiaron palabra alguna durante el recorrido. Cuando llegaron a casa era ya mediodía. Y al poco tiempo apareció su hermano, un chico que estaba haciendo en ese momento la mili en un pueblecito de Teruel. Cuando ocurrió el accidente de su padre, le habían avisado y dado permiso para volver a su casa. Allí la madre y el hijo se abrazaron y lloraron juntos. La niña los veía y tenía sentimientos encontrados, sentía alegría porque su hermano estaba en casa, a pesar de que como siempre pasa entre los hermanos discutían, pero triste porque sabía que si estaba allí era porque había sido grave lo de su padre. La madre y el hermano hablaron con ella y le dijeron que su padre no volvería a casa, que su padre había fallecido, pero eso no lo oyó la niña. Ella que tenía una gran imaginación, pensó que su padre  se había ido, pero aunque le decían  que no lo volvería a ver, ella tenía la esperanza de que algún día, su padre el cual la quería mucho, volvería a verla. Por la tarde, empezaron a acudir vecinos, amigos e incluso familiares, tíos que ella hacía años que no había visto. Todos estaban tristes y lloraban, aunque cara a ella, todos tenían una sonrisa. Llegó la noche y se acostó la niña, estaba cansada, le pidió a su madre que se acostara también, pero su madre le dijo que no tenía sueño y siguió llorando.

Al día siguiente, la niña despertó pensando que todo lo que recordaba había sido un mal sueño, pero no, no era un sueño. Cuando vió a su madre le impactó mucho la visión de ella, ese día se notaba más que nunca que había envejecido, además no ayudaba nada ver a su madre toda vestida de negro: falda, camisa, zapatos e incluso las medias. Su hermano también vestía de oscuro y la familia que  había pasado la noche en su casa, sus tíos, todos vestían de negro. La imagen perturbó a la niña, el día anterior a la misma hora todo era normal con color, alegría y de repente, todo había cambiado a pena, dolor…

Cuando llegó el momento, vino la madre de su amiga a por ella y la llevó a su casa. Ella quería ir con su familia, estar con su madre y su hermano, pero le dijeron que ella era pequeña para ir y estar presente en donde iban todos. Se quedó triste, la madre de su amiga le puso la tele, pero en aquella época no había ni dibujos, ni series para niños a esas horas, intentó jugar con ella pero no lo consiguió, la mente de la niña solo pensaba en donde habrían ido todos que ella no podía ir, y, se asomaba por el balcón a la calle. Pensaba que en cualquier momento su padre aparecería por su casa y quería decirle que estaba en casa de su amiga. Pero su padre no vino…

Llegaron todos de nuevo, su madre a penas podía mantenerse en pie, lloraba y lloraba. Miraba y abrazaba a la niña y le decía que se habían quedado solas para siempre, pero en la mente de la niña eso no era posible, ella pensaba que en cualquier momento su padre llegaría de trabajar, entraría por la puerta de casa con su sonrisa y un montón de besos para ella.

Pasó el día y la familia se fue marchando, sólo se quedó un de sus tíos, un hermano de su madre, con ellos. Pasó el resto del día, sólo se oían los lloros de su madre. Cuando llegó la noche, la niña se acostó y en cierto momento de la noche oyó un ruido que la despertó. En la penumbra vió que había alguien en la habitación, fijó la mirada y se incorporó, vió a su padre, allí, delante de su cama, con esa sonrisa que siempre tenía para ella. No le habló, solo le mandó un beso y con la mano se despidió de ella. La niña sonrió y se tumbó de nuevo en la cama, tranquila porque había visto a su padre y se durmió de nuevo.

Por la mañana su madre la despertó para ir al colegio, la niña preguntó por su padre y su madre llorando le dijo que no volvería, que se había ido para siempre y que no podría volver a verlo, que le recordara con la imagen del domingo antes de irse a trabajar, que era un bonito recuerdo de él. La niña explicó que había pasado la noche anterior, que había estado en su habitación, que le dijo adiós y le mandó un beso. La madre le contó que eso no era posible, que su padre había muerto y que no podría verlo nunca más, pero ella sabía lo había visto, lo que había sentido, que no era un sueño, que aquello había sido real, pero le repitió que no era posible. La niña cayó y hasta años después no volvió a contar lo que había pasado esa noche. Ella sabía que no era un sueño, que fue real y siempre fue para ella un alivio que su padre volviera para despedirse de ella.

Tal vez pienses que es una historia triste, que el dolor que la niña no expresó con palabras, necesitaba una válvula de escape, que la niña para quedarse tranquila soñó que su padre se despidió de ella, pero yo solo te puedo decir que, 34 años después, esa imagen sigue estando presente en mi memoria y que sé que fue real. Se me apareció y se despidió de mi y siempre le estaré agradecida por ello, porque me ayudó a pasar mi propio duelo, a llorarlo, a echarlo de menos y ser la mujer que soy hoy en día, con todos mis defectos y alguna pequeña virtud. Y cuando lo recuerdo, aunque siempre cae alguna lágrima, pueda recordarlo con una sonrisa.

Gracias por haber llegado hasta aquí y por haber leído este pequeño relato de mi vida.

Hasta pronto y no olvides sonreír.

Mara

Psoriasis. La enfermedad silenciosa.

Hola, como ves por el título, hoy, voy a hablar sobre una enfermedad que muchos de los que la padecen, esconden. ¿Por qué?  Pasan vergüenza con ella, sobre todo cuando tienes placas. ¿Cómo lo se? Yo misma la padezco desde hace casi 10 años.

En primer lugar, te quiero explicar que es la psoriasis. Es una enfermedad de la piel que produce descamación e inflamación en la zona o zonas de la piel afectadas.

Las células de la piel crecen  y van subiendo lentamente, cambiando las células muertas de la superficie cutánea, esto ocurre una vez al mes aproximadamente. Así es como funciona a cualquier persona, pero a los que tenemos psoriasis esto nos ocurre cada 5-6 días. Al subir tan rápido hace que se acumulen en la superficie cutánea y se forman las placas de piel gruesa, las cuales producen o pueden producir picor e incluso dolor y unas antiestéticas placas rojizas o blanquecinas.

Cualquier persona puede tener psoriasis, pero normalmente sale a los adultos, entre los 15 y los 35 años (a mi me salió 2 meses antes de cumplir los 36), aunque esto no significa que no pueda salirles a niños y gente más mayor.

Causas y empeoramiento

Actualmente no se sabe la causa exacta de por qué ocurre. Puede ser genético (si tienes algún familiar es más fácil poder desarrollarla), unos dicen que es debido a ciertas infecciones que se pueden contraer, otros a que el estrés que vivimos hoy puede cambiar nuestro cuerpo y hacernos autoinmunes a ciertos cambios corporales… no termina de estar claro. Pero hay cosas o cambios que hacen que empeoremos. Entre los más habituales están:

  • Infecciones. Una enfermedad mal curada que se nos complica con algún tipo de infección.
  • Cambios en el clima. Los cambios de temperatura y de estación puede hacer que se empeore, por ejemplo el frío en invierno.
  • Algunos medicamentos.
  • Estrés. Esos cambios de actitud repentinos, esos nervios… pueden empeorarla bastante

Cómo tratarla.

A todos no nos funcionan los mismos tratamientos, lo que a unos les va bien a otros no les hace nada, o incluso les empeora.De todas maneras los más usados son:

  • Cremas y pomadas. Suelen tener corticoides y son ricas en vitamina D.
  • Pastillas y/o pinchazos. Uno de los más tomados es el Metotrexato, un componente que se usa en enfermedades autoinmunes. Suele dar buen resultado a gente que ya tiene una fase grave.
  • Fototerapia. También conocida como PUVA. Es un combinado de luz ultravioleta junto a una medicación que sensibiliza la piel a la luz.
  • Combinación de 2 de estos tratamientos anteriores.

De todas maneras, SIEMPRE ACUDE A TU MÉDICO, nadie mejor que él te puede guiar por este camino para mejorar tu piel y a ti mismo.

Vamos a lo importante.

Después de hablar de este tema a grandes rasgos, quiero contarte lo más escondido o silencioso de esta enfermedad, nuestra vida diaria.

 

A más de la mitad de los que padecemos psoriasis, nos ocasiona un problema en nuestra vida. Tiene un gran impacto tanto emocional como social.

Esto mina nuestra estima, nuestra visión de los demás hacia nosotros mismos. Tu propia familia se preocupa en exceso, ante la ignorancia de tu nueva situación, “¿no les pasará nada a los que están viviendo contigo?” ¿Cómo puede pensar alguien, de tu círculo más íntimo, que tú no le has hecho esa pregunta a tu médico? Claro que no pasa nada, ni a tus hijos, ni a tu pareja, es algo que tenemos sólo nosotros. Y te entran las dudas, tu pareja viene cansada de trabajar y no tiene ganas nada más que de acostarse y dormir, y tú piensas que tal vez te rechaza por esas imperfecciones que han aparecido en tu cuerpo. No, no es así, sólo que ha tenido un mal día, con mucha faena y presión en su trabajo. Ya no te apetece arreglarte como antes, te escondes o mejor dicho escondes tu cuerpo.

La forma de vernos y valorarnos suele cambiar en cuanto aparece la psoriasis. A todos nos preocupa nuestro aspecto, pues imagínate cuando además tienes las placas, nos preocupa mucho más. Algo tan normal como en verano ponerte un pantalón corto, una minifalda e incluso una camiseta de tirantes se convierte en algo horroroso para nosotros. La gente te mira e incluso en ocasiones se aparta de ti. ¿Y qué haces? cubres tu cuerpo de capas (aunque sea julio o agosto) mangas largas finitas, pantalones largos… todo por esconder y silenciar tu secreto. También cambiamos nuestros hábitos sociales, cosas tan habituales como ir a la piscina o a la playa, empiezan a ser un problema. La falta de conocimiento por parte de la gente de nuestro problema, puede condicionarnos mucho, sus reacciones al vernos, incluso (para mi fue de lo más doloroso) tener que aguantar los comentarios injustos que suelen hacer a nuestro alrededor.

 

Esto lo digo en voz alta y clara: “LA PSORIASIS NO ES CONTAGIOSA NI INFECCIOSA”. Sólo es algo que nos ha salido en un momento de nuestra vida y con lo que tenemos que vivir día a día. Ayúdanos, entiéndemos, pregúntanos… pero no te apartes de nosotros. Apoya, aprende y comprende cual es nuestra vida a partir de este momento, y no olvides que seguimos siendo los mismo que hace un año.

Sólo espero que esta pequeña reflexión pueda ayudar a alguna persona que lo padezca, que haya empezado a desarrollarla. Tranquilo, sigues siendo el mismo que hace un mes,  no te dejes engañar por los comentarios que puedas oír a tu alrededor. Infórmate, hay muchos grupos de gente que se apoya entre si, y ayudan a los nuevos. Recuerda que la psoriasis es para toda la vida, pero que “esto” no nos ha de cambiar la vida.

Y tú, ¿tienes a alguien a tu alrededor con psoriasis? ¿Tal vez tú mismo? Cuéntame tu experiencia, que piensas sobre este tema.

Sólo me queda despedirme  hasta la una nueva entrada. ¡Hasta pronto!

Mara

¡Qué frío! ¿Ponemos la estufa?

Hola, ¿qué tal llevas este frío?. Aquí en Valencia, yo por lo menos, muy mal. No estamos acostumbrados a estas temperaturas tan bajas y menos a la nieve. Por eso la entrada de hoy la dedico a las estufas, para que no pasemos tanto frío.

Para calentar nuestra casa tenemos varias opciones radiadores, calor azul, a. acondicionado con bomba de calor… pero hoy me voy a centrar en las estufas.

Cuando empecé a buscar información para esta entrada, sólo era capaz de nombrar 3 tipos, pero indagando, he visto que hay varios más. Vamos a conocer esos tipos y sus ventajas e inconvenientes. ¿Comenzamos?

aa-estufa-electrica

Eléctricas.

Emiten calor por convección. Son bastante seguras y no nocivas para nuestra salud, ya que no sueltan ni gas ni humos.Las tienes de diferentes potencias, hay que tener en cuenta la estancia donde la vamos a usar (los m2). Es por la que se opta más fácilmente, ya que suelen ser las más económicas (el aparato), pero hay que tener en cuenta la electricidad que consumen, el recibo puede subir un poco más de lo normal.

Gas.

Ideales para zonas grandes. Suelen tener más potencia y el calor se propaga mucho mejor por toda la estancia. Funcionan con botellas de butano, las cuales duran bastante y están sobre los 13-15 euros. Otra ventaja es que aunque haya cortes de suministro eléctrico, puedes seguir usándola.

Los modelos actuales son bastante seguros ya que llevan incorporado termostato, controlador de oxígeno y sistema antivuelco. Seguro que recuerdas la de casa de tus abuelos.

Existen de diferentes tipos:

  • Infrarrojos o radiantes. En este modelo el gas se quema en la placa cerámica, la cual se pone al rojo vivo y empuja el calor hacía fuera. El calor es más lento y tarda un poco en calentar la estancia. Siempre hay que usarla en lugares bien ventilados. Las hay de diferentes potencias 2500, 3000 y 4000w.
  • Catalíticas. El calor se emite a través del panel catalítico (una especie de manta de lana), así el calor es más uniforme y de esta manera no notamos grandes diferencias de temperatura en una estancia grande.
  • Llama azul. Es un mixto. Encendemos una llama, a la que damos más o menos fuerza, y ese calor es reflejado por una plancha metálica.

Pellets.

Son muy limpias y su combustible bastante barato, ya que está hecho con residuos vegetales (normalmente serrín y virutas prensadas). No suelta CO2 y apenas genera cenizas ni hollín.

Es ideal para habitaciones o estancias entre 25 y 100 m2. Hay que tener en cuenta que necesita una salida de humos y un enchufe, lo cual no nos permite transportarla a otras estancias de la casa.

Existen diferentes tipos:

  • Estufas de aire. Es la más ecológica, además también funciona con cáscaras trituradas de almendras. Reparte muy bien el calor por la estancia. Tiene un ventilador para regular el calor que suelta.
  • Estufa canalizable. Es igual que la anterior pero además puede calentar la habitación contigua, ya que tiene un ventilador extra que impulsa el aire caliente.
  • Termoestufa. Además de calentar la estancia, también puede hacerlo en el circuito de radiadores de la casa.

Parafina.

Son silenciosas y no necesitan instalación, por lo cual son portátiles y puedes llevarla a cualquier estancia de la casa. Calienta rápidamente y es ideal para zonas entre los 20 y los 40 m2, pero siempre en lugares que estén bien ventilados (salones, comedores, pasillos…)

La parafina (es el producto que usan) se vende en bidones y el consumo suele ser (según modelo) entre 0.13 y 0.30 l/hora. Hay que tener en cuenta que es un producto inflamable, hay que tener cuidado con él.

Son bastante seguras, tienen sensor de CO y se apaga cuando detecta un alto nivel de este. En ese caso, se recomienda ventilar la estancia 10 minutos y podemos usarla de nuevo.

Existen dos tipos (según el encendido):

  • De mecha. Se pone en marcha con un encendedor que enciende la llama y calienta el combustible (la parafina).
  • Electrónica. Tiene más potencia y consume menos que el otro modelo. Puedes programarla tanto en tiempo como en temperatura. Lo único que debes tener en cuenta es que necesitan un enchufe, ya que van a la luz para calentar la parafina.

Bueno, ahora con todos estos datos, ya puedes elegir tu estufa perfecta. Aún así, recuerda tener en cuenta estos 4 puntos:

  1.   La estancia donde la vas a usar (los m2).
  2. La zona donde vives, si es fría o templada.
  3. El aislamiento de tu casa y del lugar donde la vas a usar.
  4. El uso que le vas a dar.

Con estas 4 cosas que tengas en cuenta podrás elegir la más adecuada, aún así es bueno dejarte aconsejar por los especialistas del comercio. Cuantos más datos les des mejor, ellos te guiarán sobre la más adecuada para tu casa.

Me despido recordandote que si sales a la calle, te abrigues bien, que los constipados y gripes no son buenos.

Hasta la próxima.

Mara

Planifica tu trabajo y objetivos para este 2017.

img_20161108_200808

Hola. ¿Cómo ha empezado el año? Espero que bien. Yo con muchas ideas, para ti y para mí, en este año que acaba de empezar.

Hoy quiero hablarte sobre la planificación, cómo hacerla, como conseguir los objetivos que te has propuesto. No pretendo explicarte como conseguir “dejar de fumar, aprender inglés, bajar de peso, ir al gimnasio…”,  pero si como poder llevarlos a cabo, como planificar conseguir tus objetivos.

Planificación: Es el proceso mediante el cual se utilizan estrategias que nos permiten controlar los recursos tanto humanos como materiales, para sí cumplir un objetivo específico.

Objetivo: Es el resultado que se espera y hacia el cual, se encaminara el esfuerzo.

Agenda o libreta.

Lo primero es decidirte por una agenda o libreta de la cual no te tienes que separar. Hay gente que prefiere una agenda porque lleva todo el año desglosado, otros prefieren una libreta donde apuntar por fechas según le interese, busca cual es más interesante para tí. El tamaño es importante para llevarla en todo momento, así será más difícil dejarla atrás (nunca sabes cuando necesitarás apuntar algo, esa idea, eso que tenemos que hacer…), en este “artilugio”  apuntarás esos trabajos o metas que te has propuesto y como las llevaras a cabo. Ya se que muchos, entre los que me incluyo, empiezan con muchas ganas y en un momento la dejan de lado. ¡No!, ese es inconveniente, no debes dejarla por eso es importante el tamaño, que no te moleste pero que puedas apuntar todo lo que necesites.

Cuando te propongas algo han de ser cosas que sean realistas (no escribas a lo loco), cosas que puedas conseguir, aunque sea con mucho esfuerzo. Ves poco a poco, planifica como conseguir esa meta, con pequeños pasos pero seguros, así llegaras a tu objetivo y tal vez, incluso, antes de lo esperado.

La planificación  es muy importante, tómatela en serio y con tranquilidad. Busca un rato en el que no tengas prisas, ni agobios, mira que es lo que necesitas para tu objetivo, cuanto tiempo para conseguirlo, como hacerlo posible…pero lo más importante tienes que ser capaz de seguirlo y cumplirlo.

Que necesita tener.

Es interesante tener una hoja por mes, una por cada semana y algo de espacio para cada día.

  • La hoja anual te servirá para ver los objetivos a gran escala que quieres o debes hacer.
  • Planifícalo por meses, desglósalo en porciones y será más fácil conseguir llevarlos a buen puerto.
  • Es el momento de planificar por semanas. Recuerda que al final del mes, el objetivo debe estar hecho. Según vayas consiguiendo hacer el paso y antes de empezar el siguiente, ves tachándolo, de esta manera verás que te falta menos por hacer y que estas más cerca de conseguirlo, será más fácil terminarlo.

Esos espacios para el día a día.

planificacion-4

No olvides apuntar las cosas en el momento en que se te ocurran (a veces en el momento más inesperado se te ocurre como conseguir ese pasito para que sea más rápido y fácil) o te  encarguen. Sabes que tienes una gran memoria pero en un momento dado te puede fallar y si era algo sin trascendencia vale, pero si era algo importante puedes meter la pata y mucho. A veces la improvisación va bien y funciona, pero la planificación es más segura y real para ciertas cosas. Así será más difícil fallar.

Bueno, espero que esta entrada te haya sido interesante y lo más importante ¡útil!. Sólo me queda despedirme hasta muy pronto. Un saludo para ti.

Mara